¿Qué son las parasomnias?

¿Qué son las parasomnias?

Parasomnias: trastornos del sueño que parecen de película de terror.

¿Qué son y cómo se presentan? … Las parasomnias son “fenómenos inesperados, inoportunos o indeseables, que ocurren al inicio del sueño, durante el sueño o al despertar” [1]. Seguramente muchos de ustedes no estén familiarizados con el tema; no obstante, estoy segura de que habrán escuchado acerca de estos fenómenos por su respectivo nombre. Los más conocidas son: las pesadillas, el sonambulismo y los terrores nocturnos.

Todas las parasomnias tienen características distintas y particulares. Por lo tanto, a continuación, presento un resumen de las parasomias más comunes de acuerdo con la etapa de sueño en la que se presentan.

Parasomnias – Sueño No REM [2].

Los siguientes fenómenos se presentan en etapas de sueño en las que no soñamos, por lo que se suelen presentar durante la primera parte de la noche en un estado de inconsciencia.

Despertares confusos:

Este fenómeno suele presentarse en la primera mitad de la noche, aunque también se puede dar en la mañana al despertarse.

Un episodio de estos se caracteriza por una alteración de la atención y el procesamiento de información. Las personas se presentan desorientadas y sus respuestas y movimientos suelen ser lentos y sin sentido. Por lo general, quien padece este trastorno no recuerda los episodios. Sin embargo,  quienes los presencian (familiares, amigos, parejas) pueden encontrarlos desconcertantes.

Sonambulismo:

El sonambulismo se presenta como una conducta compleja que puede ir desde sentarse en la cama, hasta deambular por la casa y realizar actividades sin sentido (ej. mover cosas). Suele estar acompañado de una expresión facial de sorpresa con ojos abiertos.

El sonambulismo se considera un trastornos benigno, puesto que no conlleva ningún riesgo para la persona. No obstante, hay que revisar que las actividades que se lleven acabo durante los episodios de somabulismo no representen riesgos para la personas (salir al balcón, bajar por las escaleras etc.).

Terrores nocturnos:

Los terrores nocturnos son reacciones de miedo abruptas, caracterizadas por expresiones faciales de miedo, gritos y/o llantos. Además, estos episodios suelen estar acompañados de reacciones fisiológicas dramáticas como: taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria y dilatación de pupilas.

Hasta el momento, ningún estudio ha encontrado relación entre este trastorno y problemas mentales o traumas. Por lo tanto, se considera que no tiene mayores efectos sobre el bienestar de los individuos. De hecho, los niños suelen presentar amnesia total de estos episodios y los adultos los suelen recordar como sueños vívidos.

Parasomnias – Sueño REM [3]

Las siguientes parasomnias se presentan durante el sueño REM (etapa en la que presentamos ensoñaciones). Por lo general se tiene consciencia de los episodios.

Pesadillas recurrentes:

Todos hemos experimentado alguna vez una pesadilla: un sueño vívido de contenido desagradable que genera angustia o terror.

En general, solemos recordar estos episodios e identificarlos como sueños. Sin embargo, cuando se vuelven recurrentes pueden generar mucha angustia y presentar reacciones físicas desagradables como dificultad para respirar. Incluso, se puede llegar a evitar la hora de dormir.

Aunque las pesadillas no representan riesgos para quienes las padecen, se asocian a traumas psicológicos cuando son recurrentes.

Parálisis del sueño:

Este trastorno se suele presentar mayoritariamente al despertar, pero también se puede dar al inicio del sueño.

La parálisis de sueño se caracteriza por episodios cortos (de segundo o minutos) en los que existe una incapacidad de hablar y moverse. Además, las personas suelen sentirse ahogadas a pesar de respirar sin problema.

Estos episodios son muy angustiantes para quienes lo padecen porque mantienen plena consciencia de lo que sucede. No obstante, y al igual que las otras parasomnias mencionadas anteriormente, no representan ningún riesgo.

En general, las parasomnias son trastornos cuya incidencia en la población no es muy alta, por lo que NO suelen ser comunes. Además, tienden a ser trastornos benignos. Sin embargo, la expercia de estos es puede ser muy angustiande para quienes los padecen. Por lo tanto, cuando se presentan estos trastornos de manera frecuente se recomienda consultar a un médico o psicólogo especialista que pueda ayudar a las personas a manejar estos trastornos y revisar que no estén asociados a otras condiciones físicas o mentales graves.

¡Feliz Octubre y felices sueños!

Notas

  1. – Pareja (2017) – p. 443.
  2. – Sueño NO-REM: Etapa del sueño que contiene las fases 1, 2, 3 y 4 del sueño, correspondientes a sueño ligero y sueño profundo. Durante esta etapa de sueño no se presentan ensoñaciones (comunmente conocidos como sueños).
  3. – Sueño REM: Etapa del sueño cuyas siglas hacen referencia a Movimiento Ocular Rápido (Rapid Eye Movement). Esta etapa es la etapa en la que soñamos.

Referencias

  • Pareja, A.J. (2017). Parasomnias. En Viguera (Eds.), Sueño: Fisiología y Medicina (pp. 440-463). Murcia, España.: Viguera.

No hay comentarios

Publicar un comentario